En “Past Forward,” siete artistas cubanos residentes en Estados Unidos ponen sus obras a dialogar sobre sus pasados en común, pero mirando al futuro. La exposición reflexiona sobre la influencia que en ella ejercen el uso de la memoria y la nostalgia como recursos creativos para artistas que viven fuera de Cuba.

Esta propuesta pretende liberar a la diáspora del “grillete” de la nostalgia, afirmando que lo nuevo, la evolución formal y estética representan autonomía creativa, en lugar de ser una negación de la identidad de un artista.

Una obra por Elio Rodríguez. Foto: Frank Guiller.

En la palabras de Richard Peña, curador junto con Alexis Mendoza, “Gran parte del arte cubano contemporáneo parece obsesionado por el pasado, por apariciones fantasmales que se reaniman en los medios reproductivos».

“Past Forward”, el añade, examina “subraya el poder único de los medios de reproducción, mientras se documenta una obsesión contemporánea generalizada, tanto colectiva como individual, con el acceso al pasado”.

Desde esa visión crítica, lo pasado se entiende como el uso de temas, dispositivos, técnicas, tecnologías casi extintas, y que sin embargo aparecen una y otra vez en el arte cubano de la diáspora.

La recepción inaugural para «Past Forward»; a la izquierda, obras por Frank Guiller.
Foto: Frank Guiller.

Varias generaciones de cubanos se reúnen en la muestra, con una pluralidad de voces y experiencias notable, que enriquece la propuesta estética y formal. Ángel Delgado, Armando Guiller, Frank Guiller Alexis Mendoza, Naivy Pérez, Paola Martínez Fiterre y Elio Rodríguez integran la exhibición que recientemente abrió en El Barrio Artspace PS109.

“Past Forward” incluye obras de gran formato en pintura, fotografía, escultura y performance. Para Paola Martínez, la integrante más joven de grupo, la variedad de estilos y medios es “lo mejor que tiene esta exposición. Podría parecer imposible pensar en un proyecto con todo esto junto”, dijo a Cuban Art News.

Una obra de performance por Paola Martínez Fitierre, presentado en el patio de El Barrio Artspace PS109.
Foto: Frank Guiller.

Martínez realizó un performance el día 20 y fotografías que se interrelacionan mutuamente, donde retoma elementos recurrentes en su trabajo como el uso del tejido rojo y el cuerpo femenino como base de la obra. Su provocativo discurso feminista resalta con fuerza, con una poética muy personal que continúa el linaje de otras cubanas como Marta María Pérez y Cirenaica Moreira.

Grupo de obras fotográficas por Paola Martínez Fiterre.
Foto: Frank Guiller.

Otra propuesta fotográfica es la de Frank Gueller, que usa la cámara para explorar la memoria individual de los habitantes de Nueva York, con una visión transcultural asociada a la experiencia de los inmigrantes.

Obras por Frank Guiller en «Past Forward».
Foto: Frank Guiller,

Ángel Delgado retoma ahora mediante la pintura su crítica a los medios de comunicación. Desde Los Angeles trajo la serie “Headline”, donde se basa en noticias controversiales recientes para crear una obra que manipula el sentido original de los hechos. “Trato de enmascarar la noticia y de manipularla como ella hace con nosotros”, comentó el autor.

Un lienzo por Ángel Delgado en el tema de la migración.
Foto: Frank Guiller.

Las esculturas de Armando Guiller, sus formas helicoidales, invocan las estructuras de la memoria y de un concepto no lineal de la historia, la evolución de un individuo en su espacio y tiempo.

Una escultura de Armando Guiller.
Foto: Frank Guiller.

Elio Rodríguez nos sorprende con el poder sugestivo de las líneas en sus esculturas, su reminiscencia a elementos orgánicos y fragmentos del cuerpo humano, su fragilidad y sorprendente capacidad de fusión con otros cuerpos o estructuras semejantes.

Una vista más cercana de la escultura de la pared por Elio Rodríguez.
Foto: Frank Guiller.

La obra de Naivy Pérez provoca la reflexión sobre el poder expresivo de objetos comunes, sus valores simbólicos, cuyos significados se alteran al ser colocados en el contexto de la obra de arte.

Obras por Naivy Pérez.
Foto: Frank Guiller.

En el otro extremo, las pinturas de Alexis Mendoza sustituyen materialidad por abstracción, en un mundo donde el color domina el espacio de la obra y a través del cual emergen espiritualidad y misterio.

Lienzos por Alexis Mendoza, co-curador de «Past Forward».
Foto: Frank Guiller.

Esta es la segunda exhibición que Mendoza organiza en ese espacio de arte para la comunidad en Harlem, después de presentar allí “Relocated” en 2018. “Past Forward” está abierta hasta el viernes 3 de mayo.

Lidia Hernández Tapia (Holguín, 1991) Tiene una Maestría en Periodismo bilingüe en la CUNY Graduate School of Journalism, en New York. Estudió Licenciatura en Periodismo en la Universidad de La Habana (2013). Ha escrito para varios medios de prensa en Cuba y Estados Unidos.