La cultura cubana es conocida por su apreciación de las artes y esto se hace extensivo a sus ciudadanos quienes crean exposiciones y escriben sobre ellas.

Para ciudadanos de otros países, los premios nacionales en las categorías de curaduría y crítica de arte parecieran ser una meta inalcanzable. Sin embargo, esto ocurre anualmente en la isla donde se ofrece una mirada de lo más novedoso en términos culturales, que han sido temas de escritos de arte y exposiciones en Cuba durante el año anterior.

Los ganadores de los premios nacionales 2018 en las categorías de crítica de arte y curaduría.
Cortesía de La Jiribilla.

A finales del mes pasado, el Consejo Nacional de Artes Plásticas (CNAP) anunció los premios 2018 en las categorías de crítica de arte y curaduría.

En la categoría de exposición individual, el Premio Nacional en Curaduría fue otorgado a Israel Castellanos León y Odalys Borges por Mar-tínez Pedro. El agua por todas partes.

Luis Martínez Pedro (La Habana, 1910–1989) fue miembro de la vanguardia de 1930 junto a Amelia Peláez y Mariano Rodríguez. Presentada en el Museo Nacional de Bellas Artes desde el 12 de octubre hasta el 1 de octubre, 2018, la exposición se centró en las obras del artista relacionadas con el mar, comenzando con el juego de palabras con mar en el título.

«Mar-tinez Pedro. El agua por todas partes».
Cortesía de Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana.

Con un enfoque multidisciplinario, la muestra incluyó dibujos, pinturas, cerámicas junto a fotografías, documentos personales, textos literarios y composiciones musicales.

Los ganadores en la categoría de exposición grupal fueron Raggi y Pavel Martínez por Und Nacht War, una exposición de una noche presentada en el Instituto Superior de Arte (ISA) por los alumnos de SenseLab, una serie de talleres internacionales sobre la activación de los sentidos. Las más de dos docenas de artistas participantes incluyeron a Alfredo Sarabia, Levi Orta y Olivia Rodríguez.

«Und Nacht war» incluía el trabajo de más de dos docenas de artistas.
Cortesía de SenseLab.

Hubo dos honorables menciones en la categoría de exposiciones individuales, incluyendo otorgadas a Laura Arañó por Jesús de Armas: drama y utopia. Es la primera retrospectiva de museo de Armas (San Antonio de los Baños, 1934–2002, Francia) quien también fue estudioso de las culturas precolombinas de la isla, y en la década de 1960, el primer director de los estudios de animación del ICAIC. La muestra abrió el 8 de septiembre en el Museo Nacional de Bellas Artes, donde cerró el 11 de noviembre.

Jesús de Armas, «Sin título,» 1991.
Cortesía de Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana.

La segunda honorable mención en la categoría de exposición individual fue para Concha Fontenla, directora y curadora de Factoría Habana por Índice de imágenes: José Manuel Mesías. La exposición – presentada en el verano de 2017 en Factoría Habana y comentada en Cuban Art News—se centró en un artista cuya obra ofreció una lectura alternativa del siglo 19 cubano, especialmente las guerras de independencia.

Vista de la exposición «Índice de imágenes» desde el segundo piso de Factoría Habana. En primer plano, «Cowrie con la efigie de José Martí»; detrás: «Hortus conclusus», estudio de las plantas en la mitad inferior de la pintura base; en la parte posterior: «Rectificaciones a la obra de Armando Menocal ‘La muerte de Maceo’”.
Cortesía de Factoría Habana.

Hubo tres menciones honorables en la categoría de exposición colectiva. Extraídas de la colección de la CNAP, XXY: humo y espejos comparó las perspectivas masculinas y femeninas en el proceso creativo.

“A la hora de escoger las obras fue muy interesante notar que algunas piezas creadas por mujeres, parecían reproducir visiones masculinas de la realidad; y otras firmadas por hombre resultaban algo femeninas, si nos guiamos por los clichés”, dijo la curadora María Carla Olivera Estupiñán a CubaSi. “Al final se trata de dinamitar todos esos esquemas, que trascienden el acto creativo. Esta expo es un juego, una provocación… Y estoy segura que relativiza los discursos sobre el rol del género del creador en la concreción de la obra”. XXY abrió de julio a septiembre de 2018 en la Sala Alejo Carpentier del Gran Teatro de la Habana Alicia Alonso.

Una vista de la expo «XXY: humo y espejos» en el Gran Teatro
Cortesía de Cuba Sí

Delia María López Campistrous—ganadora del premio en la categoría de exposición colectiva en el 2016– fue mencionada por la obra Bicentenario de San Alejandro. Tradición y contemporaneidad, en saludo a las festividades por el 200 aniversario de la Academia de Arte San Alejandro, que tuvo lugar desde el 29 de junio al 9 de septiembre, 2018, en el Museo Nacional de Bellas Artes. Luis Rey Yero fue también mencionado por su curadoría Orígenes.

El anuncio inaugural para «Bicentenario de San Alejandro.Tradición y contemporaneidad», cortesía de Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana.

En la categoría de ensayo, el Premio Guy Pérez Cisneros fue otorgado a Daniel Céspedes Góngora por su texto “En deleitosa compañia.” A Israel Castellanos León, co-ganador en la categoría de exposición individual también se le otorgó el premio en la categoría de artículos por “Otras iluminaciones para Marcelo Pogolotti.” Alain Cabrera Fernández, editor de la revista Artecubano, obtuvo mención por su texto “Visado para entrar en la República Honolástica del Dermis Cromopilato: Una conversación en dos tiempos con Glauber Ballestero”.