Luis Miret.
Cortesía de La Jiribilla.

Luis Miret, de muchos años el director de Galería Habana y el presidente de Subasta Habana, falleció el pasado jueves 11 de mayo, a la edad de 58 años.

Estos cargos le permitieron entrar en contacto directo con coleccionistas, curadores y otros miembros del mundo del arte internacional. Entre los artistas representados por Galería Habana están Roberto Fabelo, Carlos Garaicoa, Tonel y Los Carpinteros, así como artistas más jóvenes como Ariamna Contino y Jorge Otero.

Además, Miret se desempeñó como director del departamento de relaciones internacionales del Consejo Nacional de Artes Plásticas y para el departamento de economía del Fondo Cubano de Bienes Culturales, que supervisa todo el arte estatal y actividades relacionadas. Creó el proyecto Génesis Galerías, que actualmente incluye Galería Servando, Galería La Acacia y otras cinco.

En un mensaje anunciando su fallecimiento, el Consejo Nacional de las Artes Plásticas escribió: ” Lleguen a su viuda e hijos, familiares y amigos de este padre y esposo ejemplar, acérrimo defensor de la cubanidad, la gratitud, el cariño y las mas profundas condolencias de los creadores, de las instituciones culturales y de todos los defensores de la cultura nacional.

Cortesía de Señor Corchea.

Aquí, algunos comentarios de la comunidad internacional de arte cubano, en homenaje a Luis Pedro Miret Pérez “.

Del editor de Noticias de Arte Cubano Howard Farber:

“Luis fue nuestro amigo por 18 años. Fue el más interesado en promover a artistas contemporáneos cubanos. Siempre viajando, exponiendo y curando muestras, hizo amigos en todo el mundo. Pat y yo lo extrañaremos.

De la artista Marta María Pérez Bravo:

En Galería Habana: Marta María Pérez Bravo, Sin título, 2013.
Cortesía de Galería Habana.

Por acá triste aún, es difícil pensar que ya no lo veremos más…al menos en esta vida.

Nuestro querido Miret era una persona muy comprometida con su trabajo, el arte era su veradera passion. Él llevó el arte cubano a un primer nivel en el mirador mundial, con todo el rigor del mercado y las relaciones profesionales. Creo que todos los artistas que trabajamos con él nos sentíamos muy seguros y confiados en su gestión con respect a nuestras obras en sus manos.

Todos los que tuvimos la suerte de compartir como profesionales y como amigos, lo recordamos con todo el rigor de seriedad en el trabajo y a la vez un gran sentido del humor con un toque muy cubano de tomar la vida en serio pero a la vez con mucha alegría. Nadie es perfecto, él tampoco. Pero así lo queríamos lo que lo queríamos.

Que descanse en paz.

De Eugenio Valdés Figueroa, Cisneros Fontanals Art Foundation (CIFO):

Recibí con tristeza la noticia de su desaparición física. Luis Miret era un profesional competente y audaz, con una gran convicción y tenacidad, pero sobre todo era un magnífico ser humano. Desde su rol de director de Génesis Galerías consagró sus esfuerzos a la promoción del arte cubano, apostando por la excelencia y extendiendo caminos para el coleccionismo internacional de arte cubano, y también abriendo las puertas de la galería que dirigía para propuestas más experimentales de las que se beneficiaron los artistas y el público en la isla. El circuito de las artes visuales en Cuba pierde uno de los expertos más capacitados y con mayor experiencia de su área.

Una vista de Crack, la muestra colectiva presentado en la Galerían Habana en mayo-julio de 2015. En el primer plano, una obra de Roberto Fabelo; al fondo a la izquierda, una obra de Los Carpineteros.
Foto: Cuban Art News.

De Sean Kelly Gallery, Nueva York:

“El compromiso de Miret con las artes y la cultura de su país de origen es  en gran parte responsable del reconocimiento mundial del arte cubano contemporáneo”,  dijo una declaración de la Galería Sean Kelly de Nueva York -que, como Galería Habana, representa a Los Carpinteros. “Aquellos que se preocupan por el arte y los artistas en Cuba extrañarán  profundamente a Luis Miret, pero su legado permanecerá.”

De Alex y Carole Rosenberg, Amigos Americanos de la Fundación Ludwig, Cuba:

Conocimos a Luis Miret en 1991 cuando fuimos invitados por el gobierno cubano a asistir a la Bienal de La Habana. Él fue nuestro guía, y ese fue el comienzo de una amistad que se hizo más y más cercana durante los últimos 25 años. Vemos a Luis como un miembro de nuestra familia, y su familia se convirtió en nuestra familia.

Luis fue muy importante en la introducción exitosa del arte cubano a los Estados Unidos, antes de que los ciudadanos estadounidenses pudieran ir a Cuba a comprar arte cubano. En aquel entonces  era el director de Galería Habana, y el único distribuidor de arte de clase mundial en Cuba.

Luis era un marido dedicado profundamente enamorado de su esposa, y un padre cuidadoso y orgulloso. Cada vez que viajaba, siempre traía regalos para su muy especial Betsy y sus hijos Antonio y Leonardo.

Cuba no solo ha perdido a un hijo dedicado que desempeñò un papel decisivo en el éxito y reconocimiento del arte cubano contemporáneo, sino también a un buen amigo que recordaremos siempre.

Miret con Manny Prieres, uno de los artistas cubano-norteamericano en la programa Dialogues in Cuban Art, 2015 en La Habana.
Cortesía de Dialogues in Cuban Art.

En la página de Facebook de Noticias de Arte Cubano, las observaciones fueron más sucintas pero no menos sentidas. “El resto es silencio”, escribió Isabel Pérez Pérez, curadora y editora de ArteCubano Ediciones. “Muy triste por la noticia de su fallecimiento. Que en paz descanse “, escribió Elizabeth Cerejido, directora del proyecto Dialogues in Cuban Art. Un comentario de la consultora de arte de California Darlene DeAngelo resumió la experiencia de muchos norteamericanos que vinieron a La Habana para aprender sobre el arte cubano: “Fue muy servicial y me presentó a muchos artistas cubanos”.

Si otros quisieran añadir tributos, mantendremos esta página abierta y la actualizaremos de vez en cuando. Por favor envíe sus comentarios a Cuban Art News usando el enlace ‘Contáctenos’ en la parte inferior de esta página.

Lea la entrevista de Cuban Art News con Luis Miret aquí.