Belkis Ayón, La cena, 1991.
Cortesía de Fowler Museum at UCLA, colección de la herencia de Belkis Ayón (Belkis Ayón Estate).

Siguiendo nuestro previo de septiembre, octubre nos brinda un trío de primeras figuras: la primera exhibición en solitario de Belkis Ayón en un museo estadounidense, la primera retrospectiva en un museo del diseñador Narciso Rodríguez, y la primera en una serie de exhibiciones focalizadas en Cuba en Tampa. Y Carlos Martiel se une a una exhibición de la transformación del cuerpo en el Frost.

2 de octubre: Los Ángeles

Nkame: A Retrospective of Cuban Printmaker Belkis Ayón

(Nkame: Una retrospectiva de la impresora cubana Belkis Ayón)

Museo Fowler en UCLA

El Museo Fowler adopta una perspectiva enfáticamente no-Europea sobre el arte y la cultura mundiales, y se preocupa de presentar artistas internacionales contemporáneos dentro del contexto de la política, la cultura y la acción social.

Eso lo hace un albergue ejemplar para la primera exhibición en solitario en un museo estadounidense de Belkis Ayón. Comisariada por la invitada curadora y crítica independiente residente en La Habana, Cristina Vives, Nkame presta cuidada atención no sólo a las técnicas de impresión de la artista, que incorporan una variedad de materiales y texturas, sino también a su involucración con Abakuá, la secreta sociedad masculina afro-cubana que ella explora a través de su trabajo.

Belkis Ayón, Veneración, ca. 1986.
Cortesía de Fowler Museum at UCLA, colección de la herencia de Belkis Ayón (Belkis Ayón Estate).

La exhibición está organizada conjuntamente con el Patrimonio Belkis Ayón, y cubre su producción impresa desde 1984 hasta su prematuro fallecimiento en 1999. Los trabajos exhibidos incluyen piezas a larga escala, confeccionadas con la agrupación de múltiples láminas impresas.

A la vista hasta el 12 de febrero.

Un boceto por Narciso Rodríguez.
Cortesía de Frost Art Museum.

9 de octubre: Miami

Narciso Rodriguez: An Exercise in Minimalism

(Narciso Rodríguez: Un ejercicio en minimalismo)

Frost Art Museum

El mundo se fijó en él en 1996 con el vestido de novia cortado al bies que lució Carolyn Bessette en su boda con John F. Kennedy hijo. Y, de nuevo, doce años más tarde, cuando Michelle Obama eligió un vestido negro y rojo de su colección para la histórica noche electoral de 2008.

En el Frost Art Museum, Narciso Rodríguez: Un ejercicio en minimalismo es la primera exhibición museística en solitario del diseñador, y la primera incursión del Frost en el mundo de la costura.

Narciso Rodríguez en su estudio.
Cortesía de Frost Art Museum.

La exhibición presenta 50 diseños creados bajo el propio sello de Rodríguez. Todos comparten el fuerte sentido del color y de las geométricas pero fluídas líneas que han distinguido el trabajo del diseñador durante las últimas dos décadas.

La exposición incluye además una selección de obras artísticas que complementan la ropa, y que han inspirado muchos de sus diseños, incluyendo el arte de Carmen Herrera, que fue el punto de partida para una mini-colección en 2012.

Un diseño por Narciso Rodríguez de la colección de Otoño 2015.
Cortesía de Frost Art Museum.

A la vista hasta el 8 de enero.

También en el Frost, 22 de octubre

Pierce, Mark, Morph

(Perfora, marca, convierte)

Esta exhibición se hace eco de actuales tendencias populares en la transformación del cuerpo: tatuajes, perforaciones y otras marcas; y las amplifica a través del arte.

La exposición incluye un conjunto de esculturas precolombinas, seleccionadas por sus perforaciones, modificaciones craneales, y otros cambios corporales, junto con el trabajo de artistas contemporáneos para quienes el cuerpo es un medio creativo.

Carlos Martiel en Punto de Fuga, 2013.
Foto: Steve Turner, cortesía de Frost Art Museum.

Entre los artistas contemporáneos se encuentra Carlos Martiel, representado con un vídeo de 2013 de su «performance» Punto di Fuga, y fotografías de la actuación.

A la vista hasta el 12 de febrero.

Mabel Poblet, Simplemente Bella, 2013.
Cortesía de artempocuba.com.

8 de octubre: Tampa

Complicated Beauty: Contemporary Cuban Art

(Belleza complicada: Arte contemporáneo cubano)

Tampa Museum of Art

La primera de una serie de exhibiciones de arte cubano en el museo, Belleza complicadaexpone adiciones recientes a la colección, entre ellas Simplemente bellas, de Mabel Poblet, y Cada sonido es una forma del tiempo, de Glenda León. (Lea nuestra entrevista con León aquí.)

La presentación de Cada sonido es una forma del tiempo, un proyecto para concierto sonoro con partituras de Glenda León, interpretadas al piano por Aldo López Gavilán, en la 12ma Bienal de la Habana en 2015.
Cortesía de Glenda León.

En la organización de la exhibición, el Tampa Museum se ha asociado con el Bronx Museum of the Arts y con varias colecciones privadas, con trabajos en préstamo que trazan el desarrollo del arte cubano contemporáneo desde los años 70 hasta el presente en unas 50 piezas artísticas.

Los más de 20 artistas de la exhibición incluyen José Bedia, Tania Bruguera, Los Carpinteros, Pedro Pablo Oliva, Diana Fonseca Quiñones, Sandra Ramos, y Lázaro Saavedra.

A la vista hasta el 22 de enero.