Cartel de video en Capital=Cultura, 2015, de Levi Orta
Foto: Cuban Art News

Durante la organización de la exposición Entre, Dentro, Fuera, la curadora habanera Dannys Montes de Oca y el curador estadounidense Royce Smith tuvieron en mente ciertas ideas sobre el arte.

Estaban interesados ​​en un arte que fuera participativo, interdisciplinario, y basado en procesos, en lugar de visual -y que pudiera volver a examinar y tal vez replantear las posibilidades de las relaciones Cuba-Estados Unidos.

Foto: Cuban Art News

El grupo de artistas seleccionados para la exposición “Entre, dentro, fuera” se corresponde con el título: incluye cubanos que viven en los EE.UU y en la isla, y artistas de otras nacionalidades que viven y trabajan en los EE.UU.

En la mañana del 23 de mayo, una multitud, que esperaba ansiosamente la apertura de la muestra a las 11:00 a.m., subió rápidamente por las escaleras del Pabellón de Cuba, espacio expositivo construido en 1963, y que se incluye en la actual muestra sobre arquitectura latinoamericana en el Museum of Modern Art en New York.

Entre las obras expuestas, Proyecto Border,  2015, de Glenda Salazar, imprimió al tema de la serie un enfoque poético. Un conjunto de dibujos meticulosamente reproducidos, representa más de una docena de árboles nativos de Cuba. Junto a ellos, libres para el público, había paquetes de semillas de esos árboles, delicadamente prensados en papel hecho a mano.

Vista de Proyecto Border/Border Project, 2015, de Glenda Salazar
Foto: Cuban Art News

Plantadas en la isla, las semillas podrían ser interpretadas como una forma de afirmar un sentido de cubanía. Plantadas en otros lugares, son metáforas para extender esa sensibilidad más allá de la isla, y para llevar o mantener un sentido de la cubanía en otras culturas.

Una vista de Hecho en Cuba*/Made in Cuba*, 2015, de Stephanie Syjuco (Las Filipinas-US)
Foto: Cuban Art News

Otros proyectos adoptaron un enfoque más pragmático. Hecho en Cuba, 2015, una instalación interactiva del artista filipino-estadounidense Stephanie Syjuco, fue una empresa improvisada que fabricaba bolsas de mano “no oficiales” de la Bienal. Hecho por los trabajadores locales en el lugar, las bolsas eran ofrecidas a la venta para los visitantes de la exposición.

Otra vista de Hecho en Cuba*/Made in Cuba*, 2015, de Stephanie Syjuco (Las Filipinas-US)
Foto: Cuban Art News

La “instalación-acción” Capital=Cultura de Levi Orta, 2015, propuso un intercambio económico de un orden diferente. Utilizando un mostrador de información y visualización de vídeos, comunes en aeropuertos y otros espacios comerciales, el proyecto de Orta presentó a los visitantes de la feria la oportunidad de invertir en las empresas cubanas, y a los empresarios privados la de encontrar inversores.

A la derecha, participantes ayuden asistentes a cumplir impresos de invirtir, en Capital=Cultura, 2015, el proyecto de Levi Orta.
Foto: Cuban Art News

Detrás del mostrador, los participantes del proyecto ayudaron a los inversores potenciales a llenar los formularios solicitando información de contacto, los sectores de la economía en los que estaban interesados ​​en invertir, y la cantidad aproximada del capital disponible para la inversión. Formularios similares fueron entregados a los dueños de negocios solicitando una descripción de sus empresas, ingresos estimados en los últimos 12 meses, montos de inversión que se requiere, y otras informaciones.

Susana Pilar Delahante Matienzo y participantes en preparación para Contacto (Cajón para Ana Mendieta); a la izquierda, una foto de Mendieta.
Foto: Cuban Art News

Haciendo uso del escenario al aire libre del Pabellón Cuba, Susana Pilar Delahante Matienzo presentó Contacto (Cajón para Ana Mendieta), una ceremonia religiosa para la artista cubana-estadounidense, que en la década de 1980 fue de las primeras en establecer vínculos con los jóvenes artistas de la entonces emergente escena contemporánea del arte de Cuba.

Asistentes participan en Contacto (Cajón para Ana Mendieta).
Foto: Cuban Art News

Como parte de la ceremonia, el público fue invitado al escenario para participar en el ritual de limpieza. (Para más imágenes de Contacto y Entre, Dentro, Fuera, ver el álbum de fotos en la página de Facebook de Noticias de Arte Cubano.)

A mediados de junio, Delahante Matienzo presentó un segundo performance en el Pabellón Cuba: Lo llevamos rizo, una “intervención pública” que tomó la forma de un concurso de cabello afro-estilo natural. Casi 70 mujeres de todas las edades compitieron en tres categorías: cabello natural, trenzado y con dreadlocks (una categoría para la que no hubo participantes).

Según un artículo de Andrea Rodríguez de la agencia de noticias AP, las ganadoras fueron elegidas por aplausos de la audiencia de aproximadamente 300 personas.

“Delahante y los participantes en el concurso lo describieron como una forma de reconstruir el orgullo entre las mujeres afro-cubanas en una sociedad donde el cabello rizado y la piel negra a menudo son vistos como menos hermoso que el cabello lacio y la piel clara,” escribió Rodríguez, citando a un competidor que dijo: “Este es un primer paso en la recuperación de este tipo de cabello”.

El fin de semana pasado tuvo lugar otra competencia de Delahante Matienzo: Usted la lleva, un concurso de fuerza para las mujeres, programada para el sábado 20 de junio.

La instalación de Guillermo Ramírez Malberti repita las rayas coloridas de su video.
Foto: Cuban Art News

Otras obras en la feria incluyen una instalación y video por Guillermo Ramírez Malberti que puso un toque de color en la intersección de 23 y L, a pocos pasos de distancia del Pabellón Cuba, y ¿Y Por qué la luna? 2015, por el cubano-canadiense Omar Estrada.

Descrito como un “vivo cuadro interactivo”, el trabajo de Estrada toma como punto de partida la fotografía El sueño de Raúl Corrales que Estrada describió como “muy importante” para su generación. La intención de la obra, dijo en una entrevista publicada por primera vez en La Jiribilla, y despues en Cubahora, es la de “forzar al espectador a reevaluar su construcción de la realidad”.

Vista de la instalación ¿Y por qué la luna? Why the Moon?, 2015, de Omar Estrada (Cuba-Canada)
Foto: Cuban Art News

“La conquista de la Luna devino una especie de metáfora romántica sobre la humanidad, aunque en el fondo era una especie de competencia para ver quién llegaba más lejos con un cohete y tenía un mayor poderío. Esta idea enmascaró la realidad, y lo que hago es tomar esta imagen que se ve tan tranquila y pregunto por qué la Luna”, argumentó Estrada para La Jiribilla.

Otros artistas en la exposición incluyen a Casey Neistat (US), Elizabeth Stevenson (Canadá / Estados Unidos), Agnes Chávez (Cuba / EE.UU.), Pedro Lasch (México / Alemania / Estados Unidos), Levente Sulyok (Hungría / EE.UU.), y los cubanos Harold Vázquez y el equipo de Adonis Ferro Dennis Peralta, Maysabel Pintado.

En una entrevista con la revista Art on Cuba, dijeron los curadores: “El carácter participativo, interactivo, transdisciplinar y procesual de los proyectos y obras que se generen estarán dirigidos a explorar diferentes formas de conocimiento y aprehensión de realidades, diferentes tipos de entrecruzamientos de perspectivas creativas y diferentes modelos de participación y estímulos emocionales, fomentando con ello la virtud, la alegría y la esperanza de vida, y el espacio del arte como contexto de relaciones humanas”.

Para más imágenes de Entre, dentro, fuera, ver el álbum de fotos en la página de Facebook del sitio Noticias de Arte Cubano.

Susan Delson es editora en Nueva York de Cuban Art News desde el año 2009. Ex miembro del Departamento de Educación del Metropolitan Museum of Art, ha sido editora para instituciones como Museum of Modern Art, Asia Society, El Museo del Barrio. Entre sus obras, ha escrito el estudio y biografía cinematográfica de "Dudley Murphy, Hollywood Wild Card" y editó "Ai Weiwei: Circle of Animals". Ha sido editora de revistas como Forbes, Louise Blouin Media, y otras.