Carlos Garaicoa, Fixing the rizoma

Desde el viernes 7 de mayo hasta el 8 de agosto, el Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM) expondrá la obra diversa del artista cubano Carlos Garaicoa. En su sede de Ciudad del Río, la institución cultural ofreció una charla con el artista antes de la inauguración de la muestra, quien reconoció el papel de Colombia como testimonio de su evolución creativa.

Con el título “Bienes Mostrencos” la muestra ya ha sido reseñada por medios de prensa nacionales como el diario El Mundo y ofrece a través de ocho series, un recorrido por las obsesiones fundamentales de Garaicoa: la ciudad, la memoria y la desmemoria, las marcas urbanas. A través del uso de materiales diversos: dibujos y fotografías, modelos de cera y papel japonés, instalaciones con láser y maquetas de madera, Garaicoa pone en juicio el carácter estático de las urbes, y el modo en que los procesos sociales afectan las huellas de la misma.

Como un artista viajero o cronista de lo fragmentario, el artista detecta en ciudades como La Habana, Nueva York, los campos de batalla de Angola fenómenos que testimonia y amplifica a través del uso de esculturas y fotografías. Una de las series expuesta en el MAMM fue inspirada precisamente por Medellín y las huellas arquitectónicas del fenómeno del narcotráfico. Garaicoa registró edificios que una vez fueron propiedad de capos mafiosos y hoy permanecen, solitarios y abandonados, en la ciudad colombiana.

Su visión comenzó en la década de los 90 enfocada básicamente en La Habana ruinosa del Período Especial para luego amplificarse en alcance y profundidad hacia el diálogo con otras ciudades del mundo, en un proceso que lo ha llevado hasta escenarios como la Bienal de Venecia. En declaraciones al público de Medellín, Garaicoa comentó que esta proyección más internacional no pretende definir macrohistorias ni ejercer la crítica social. “»Me acerqué a esta obra viajando por la ciudad, encontrándome con edificios que había estado persiguiendo por años en La Habana, en New York y en Europa que son una constante en mi trabajo», indicó el artista quien donó dos obras a los fondos del Museo MAMMwww.elmamm.org/sitio/exposiciones.html.

Su obra fue recientemente incluída en la muestra “Changing the Focus: Latin American Photography 1990-2005” en el Museo de Arte Latinoamericano de Long Beach, junto a artistas como Alfredo Jaar, Vik Muniz, Gabriel Orozco.